¿Tienes hora?

Seguimos en Koh Tao. Llegamos para pasar 3 días y llevamos… 2 semanas? y es aproximado porque hemos perdido la noción del tiempo. Que buena es la sensación de no saber ni el día de la semana, ni la fecha o la hora del reloj. Nos guiamos por el sol: cuando hay luz es de día y cuando está oscuro es de noche, a lo Barrio Sésamo, así de sencillo. Pura PAZ.

Hemos desconectado tanto que hasta hemos olvidado que tenemos un blog

Íbamos a partir esta mañana hacia el norte del país con la mochila en la espalda y resulta que no hay plazas para el barco, cosa que no suele pasar… ok Koh Tao, lo hemos pillado, nos quedamos un día más! Algo tiene este lugar que no nos deja marchar, así que aprovechemos esa magia para que nos haga de guía en esta aventura. Vamos con el flow, nos dejamos llevar y aceptamos los imprevistos (nueva chozita de madera al lado del mar y nuevo jardín).

Que lo peor que te pueda pasar es que no puedas salir del paraíso… pues ni tan mal, oye!

Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Una tarde con los monjes peregrinos

Cansadas de calentar las sillas del porche (vaya ritmo caribeño llevamos en lo alto), nos pusimos rumbo a una de las partes altas de Koh Tao, justo en el centro, donde hay una Pagoda. Es un templo budista construido para los Dioses. Tardamos en llegar una hora caminando, aunque se hace menos pesado si te pones a disfrutar del paisaje. Al llegar, no había nadie. Estábamos solas con el sonido de las campanitas orientales.

Al cabo de un rato, aparecieron unos hombres un tanto nerviosos y empezaron a decorar una parte del templo como si llegaran tarde. Como los vimos tan apurados, les echamos una mano a preparar algo que no sabíamos ni que sería.  Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Mientras tanto en Koh Tao

Estamos en Koh Tao, una isla en el sur de Tailandia en la parte del golfo. Elegimos ésta porque nos dijeron que es más calmada que las demás. La verdad que todas las islas son increíblemente bonitas, por eso decidimos visitarlas, aunque hay que añadir que aquí hay más gente rubia que tailandesa. Están todas perfectamente prefabricadas para el turista. Se nota por la cantidad de resorts que hay -que son mucho más que comercios locales- y por el aumento de precios respecto a otras zonas de Tailandia. Aquí pagas el doble por todo solamente por tu cara de guiri! La verdad que estamos gastando más dinero de lo esperado, aunque compensa con todo lo que estamos viviendo. Ya nos buscaremos la vida para compensar estos gastos con algún tipo de voluntariado o con workaway. Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

La isla de Koh Phi Phi

Después de un tute de 10 horas de tren con asientos reclinables -los cuales nuestros coxis recordarán por un tiempo- llegamos a Surat Thani, una ciudad al sur de Tailandia. La verdad que el viaje mereció la pena sólo por ver el paisaje. Pero el trayecto no acababa ahí, aún nos quedaban 30min de bus local, 4h en un bus tuneado al estilo choni-Thai y después 1’5h de ferry hasta llegar a Koh Phi Phi, una de las islas que nos habían recomendado visitar. Es increíblemente bonita pero también está llena de turisteo que, después de Khao San Road, es lo que menos queríamos.

Nosotras que veníamos de viaje espiritual… Y parece que nos estamos pegando la ruta del bacalao

Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Khao San Road. Nos vamos cagando leches!!!!

Venden Khao San Road como la zona mochilera de Bangkok donde puedes encontrar los alojamientos más asequibles pero al final no te compensa. Está fatal comunicado y es una auténtica basura. El Salou Fest Tailandés.

Es una especie de parque de atracciones para ese tipo de turista odioso que lo único que hace es beber hasta vomitar, colocarse hasta las trancas y generar basura. Ese tipo de turista que, sin darse cuenta, destruye otras culturas ya que busca el mismo tipo de ocio que tiene en casa (pero coco en mano!). Olvídate de comer un buen plato típico tailandés porque la cocina es peor que cualquier restaurante de las Ramblas de Barcelona. Y, si dicen que Tailandia es el país de las sonrisas… esto no tiene que serlo… porque aquí no se ríe ni Perry Maison. Vaya quemazón llevan encima los trabajadores de esta zona… 24 horas party people. Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Llegada a Bangkok, Zas!! en toda la boca

Después de 17 horas de viaje, salimos por la puerta del aeropuerto y zasca!!! Un calor y un olor que te tumba que tumba que pen. Tan cansadas y tan exhaustas que en lo único que pensábamos era en buscar el guesthouse y, como vamos de ratas, lo reservamos en Khao San Road que resulta que es el Lloret de Mar de Bangkok. Es la cosa menos auténtica donde podíamos haber acabado. El paraíso de los turistas que quieren fiesta, fiesta y más fiesta. Y bueno, respetamos todo, pero para salir de esta forma, nos quedamos en el barrio. Este no es el sitio de las eternas sonrisas. Están de los extranjeros hasta las pelotas y nos les culpamos.

Para llegar allí, nos quisimos hacer las listas utilizando todos los consejos de amigos y blogueros de viaje que visitaron antes la ciudad para que no nos timaran, pero nos la comimos doblada!!! Un personaje disfrazado de policía cutre (véase uniforme de polo rosa fucsia con las letras de ‘Thai Police’ bordadas con mucho arte y una gorra del FBI) nos hizo pillar un tren, un tuk tuk y un taxi. No sabemos si fue producto del poco oxígeno que regaba nuestro cerebro debido al cansancio y el calor, o algún tipo de brujería ancestral tailandesa, pero acabamos haciendo justo lo que no queríamos.

Pero qué mierda es ésta!! Quiero a mi mama!!! Qué cojones hago aquí!!!

Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Crear una página web sin tener ni puta idea

Ya somos propietarias de una pequeña parcela en el universo de internet!! Un modesto chalet adosado en el ciberespacio…la verdad que suena como a comprar humo…aunque resulta que no.

Hoy en día, la gente, habla sobre crearse su propia página web como quien se prepara un bocadillo de mortadela, así de fácil. No tan sencillo para nosotras, que somos de la generación del buscaminas y del powerpoint como el programa más interactivo y animado. Somos usuarias de las redes sociales y algún otro programilla, pero ya te lo dan mascadito.

Si queríamos bloguear nuestros viajes, necesitabamos ponernos a la altura de los tiempo que corren y aprender a crear una de estas. Hay que aprovechar que uno puede aprender lo que necesite tan solo con escribirlo en google y que lo único que se necesita es tiempo, paciencia y ganas, sobretodo paciencia para no sentirse como un hombre de las cavernas utilizando un smartphone por primera vez.

Dejamos unos enlaces que nos han servido de ayuda para montar nuestro espacio para todo aquel que este interesado en hacerse el suyo.

Igual nuestra página no es la mejor del mundo, pero no importa, la belleza esta en el interior y lo importante es participar.

 

Continue Reading →

Compartir es vivir :Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr