Lo sentimos

Sentimos mucho no poder actualizar el blog tan a menudo como nos gustaría. La verdad que nos esta costando encontrar buena conexión a internet, aunque estamos en ello.

Si te apetece, puedes echar un vistazo a nuestro perfil de Facebook e Instagram que tienes enlazado aquí al lado, hasta que nos pongamos al día.

Actualmente cruzamos la frontera Laos-Camboya y estamos en Siem Reap, con nuevas aventuras.

Gracias por la paciencia.

Pai: A 762 curvas de Chiang Mai

Ya estamos en Pai, un pueblito hippielongo a 4 horas de Chiang Mai por carretera. Llegamos por la ruta 1095, pasando por 762 curvas señores! Y no, no echamos la pota. La verdad que Pai es increíblemente bonito. Pequeñito pero juguetón. Se comenta que antes era mucho más hippie aunque existen comunidades “new age” en los alrededores del lugar. Tampoco hemos visto a mucha gente mayor… es como un pueblo de jóvenes bohemios. Aquí, o haces artesanía, o tocas algún instrumento.

Que putada ser las únicas de este pueblo sin talento musical destacado. Podríamos haber tocado en las calles y ganarnos algunos bahts para comprar pachulí jajaj

Aunque… no nos riamos mucho que estamos las dos en plan tiradas. Una camiseta puede ser: tu ropa de día, tu vestido de noche, el pijama, un turbante para la cabeza, la toalla para la cara o un kleenex para esos moquillos inesperados que te pillan sin papel jajajaj

Acaso no es eso ser personas creativas? Solucionando problemas con los recursos disponibles en el momento presente. Vamos, ni la RAE lo podría haber definido mejor. Ale, y nos quedamos tan anchas.

Continue Reading →

La cabra tira pa’l monte (43h de viaje)

Nos acabamos de pegar el pateo de la vida para llegar al norte de Tailandia, os acordáis de los de Pekín Express? bah, aficionados! Como vamos con un ajustado presupuesto y nos hemos fundido una gran parte de él en plan “gozadoras de la vida” en las islas, descartamos el viajar en avión e hicimos el recorrido por tierra. Véase: 4 horas en barco + 8h en autocar kamikaze por la carretera de la muerte + 16 larguííísimas horas deambulando por Bangkok con la mochila a cuestas a 34 grados + 15h de tren hasta Chiang Mai + 30min de tuk tuk con la señora más buenaonda.

Crujidas, casi sin dormir, con los pies más hinchados que la señora del 3°, Irene con cagalera y sangrando por la nariz creyendo tener el dengue, y Meri con más mal humor que el abuelo más cascarrabias de cualquier pueblo recóndito de la España profunda.

Continue Reading →

¿Tienes hora?

Seguimos en Koh Tao. Llegamos para pasar 3 días y llevamos… 2 semanas? y es aproximado porque hemos perdido la noción del tiempo. Que buena es la sensación de no saber ni el día de la semana, ni la fecha o la hora del reloj. Nos guiamos por el sol: cuando hay luz es de día y cuando está oscuro es de noche, a lo Barrio Sésamo, así de sencillo. Pura PAZ.

Hemos desconectado tanto que hasta hemos olvidado que tenemos un blog

Íbamos a partir esta mañana hacia el norte del país con la mochila en la espalda y resulta que no hay plazas para el barco, cosa que no suele pasar… ok Koh Tao, lo hemos pillado, nos quedamos un día más! Algo tiene este lugar que no nos deja marchar, así que aprovechemos esa magia para que nos haga de guía en esta aventura. Vamos con el flow, nos dejamos llevar y aceptamos los imprevistos (nueva chozita de madera al lado del mar y nuevo jardín).

Que lo peor que te pueda pasar es que no puedas salir del paraíso… pues ni tan mal, oye!

Continue Reading →

Una tarde con los monjes peregrinos

Cansadas de calentar las sillas del porche (vaya ritmo caribeño llevamos en lo alto), nos pusimos rumbo a una de las partes altas de Koh Tao, justo en el centro, donde hay una Pagoda. Es un templo budista construido para los Dioses. Tardamos en llegar una hora caminando, aunque se hace menos pesado si te pones a disfrutar del paisaje. Al llegar, no había nadie. Estábamos solas con el sonido de las campanitas orientales.

Al cabo de un rato, aparecieron unos hombres un tanto nerviosos y empezaron a decorar una parte del templo como si llegaran tarde. Como los vimos tan apurados, les echamos una mano a preparar algo que no sabíamos ni que sería.  Continue Reading →

Mientras tanto en Koh Tao

Estamos en Koh Tao, una isla en el sur de Tailandia en la parte del golfo. Elegimos ésta porque nos dijeron que es más calmada que las demás. La verdad que todas las islas son increíblemente bonitas, por eso decidimos visitarlas, aunque hay que añadir que aquí hay más gente rubia que tailandesa. Están todas perfectamente prefabricadas para el turista. Se nota por la cantidad de resorts que hay -que son mucho más que comercios locales- y por el aumento de precios respecto a otras zonas de Tailandia. Aquí pagas el doble por todo solamente por tu cara de guiri! La verdad que estamos gastando más dinero de lo esperado, aunque compensa con todo lo que estamos viviendo. Ya nos buscaremos la vida para compensar estos gastos con algún tipo de voluntariado o con workaway. Continue Reading →

La isla de Koh Phi Phi

Después de un tute de 10 horas de tren con asientos reclinables -los cuales nuestros coxis recordarán por un tiempo- llegamos a Surat Thani, una ciudad al sur de Tailandia. La verdad que el viaje mereció la pena sólo por ver el paisaje. Pero el trayecto no acababa ahí, aún nos quedaban 30min de bus local, 4h en un bus tuneado al estilo choni-Thai y después 1’5h de ferry hasta llegar a Koh Phi Phi, una de las islas que nos habían recomendado visitar. Es increíblemente bonita pero también está llena de turisteo que, después de Khao San Road, es lo que menos queríamos.

Nosotras que veníamos de viaje espiritual… Y parece que nos estamos pegando la ruta del bacalao

Continue Reading →